Las ‘relaciones peligrosas’ de Sigmund Freud y su cuñada

Un registro de hotel en los Alpes suizos confirma que se alojaron como matrimonio

La cuestión es parte de una intriga vieja como la historia del psicoanálisis: ¿tuvo o no Sigmund Freud relaciones con su cuñada, Minna Bernays? El enigma parece haber sido finalmente resuelto gracias al registro de un hotel del cantón de los Grisones, en la zona alpina de la Suiza Oriental.

La cuestión es parte de una intriga vieja como la historia del psicoanálisis: ¿tuvo o no Sigmund Freud relaciones con su cuñada, Minna Bernays? El enigma parece haber sido finalmente resuelto gracias al registro de un hotel del cantón de los Grisones, en la zona alpina de la Suiza Oriental.

El 13 de agosto de 1898, Sigmund Freud, que entonces tenía 42 años, y Minna Bernays, de 33, se registraron como “matrimonio” en la habitación 11 del hotel Schweizerhaus, en la pequeña localidad de Maloja. En ese pueblo pasarían dos semanas mientras la esposa de Freud recibía en Viena tarjetas postales que describían ” la belleza de los Alpes, sus lagos y sus bosques”.

La historia fue descubierta por el sociólogo de la Universidad de Heidelberg, Franz Maciejewski, y más tarde fue reproducida por el diario alemán Frankfurter Allgemeine, quien sacó a la luz la curiosa anécdota, que arroja nueva luz sobre la vida y obra de Freud.

Ya Carl Gustav Jung, uno de los más destacados discípulos de Freud, habló en su momento de esta relación, a la que él tuvo acceso de labios de Minna Bernays, pero la mayoría de los historiadores la pasaron por alto dado “la falta de pruebas”. ” Todo hombre tiene sus secretos”, habría declarado Jung.

Jürg Wintsch, actual dueño del hotel suizo, confirmó la información a EL PAIS. “No teniamos ni idea de esta historia, pero en septiembre fuimos contactados por el doctor Maciejewski, quien pidió permiso para investigar en nuestros archivos y registros”. El historiador estaba convencido de que Freud y su cuñada habían pasado una temporada en el hotel. La teoría pudo ser comprobada al descubrir la firma clara de “Doctor Freud y esposa” en uno de los amarillentos cuadernos.

Según el New York Times, el biógrafo de Freud, Peter Gray considera que “el caso Mina” debe llevar a una revisión de su trabajo. ” Todos los hechos que afectan a la vida íntima de una persona son importantes. Es algo muy freudiano”, comentó a su vez en dicho reportaje el profesor Peter Rudnytsky, de la Universidad de Florida. Según la leyenda, Freud “habría sido fiel y habría puesto a su esposa por delante de cualquier otro ser humano”, teoría que parece ser equivocada a la luz de los nuevos datos.

“Curiosamente”, continuó Wintsch, “la historia tuvo eco en Estados Unidos, Alemania y ahora en España, pero no en Suiza ni en Austria”. En la patria del padre del psicoanálisis, la noticia no parece causar mayor revuelo. Cornelia Vospernik, periodista de la ORF, la televisión austriaca, comentó a este diario: “En Viena es un secreto a voces que Freud tuvo relaciones sexuales con su cuñada. Es parte de la leyenda local y no es ninguna sorpresa”.

El director del repentinamente célebre hotel lamenta que esta información no haya salido a la luz un poco más tarde, pues 2007 es el año del 125º aniversario de su establecimiento. ” De todas maneras, la publicidad es positiva”, comentó, y “seguramente esto va a atraer a interesados en la obra de Freud de los Estados Unidos, Francia y otros países”.

El austriaco Sigmund Freud murió en Londres, en 1939 y Minna Bernays en 1941, en la misma ciudad, en la que ambos hallaron refugio del antisemitismo de la Alemania nazi.

Sigmund Freud y su esposa, Martha Bernays-

Fuente: ELPAIS.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad

Comments are closed.