Vecinos que se conocen en línea

A pesar de que las ciudades pueden hacinar a la gente como si fueran sardinas en lata, muchos de quienes viven en ellas llegan a sentirse más solos que si hubiesen ido de picnic a Plutón.

De la misma forma en que casi todos los parisinos coinciden en que visitar la torre Eiffel es cosa de turistas, la mayoría ignora las posibilidades de entablar amistad con personas que viven a dos pasos de sus casas.

Peuplade quiere que la gente vaya más allá de su c�rculo habitual.Ahora un sitio de internet francés que se dedica al establecimiento de redes interpersonales trata de cambiar esta situación.

El sitio, Peuplade, tiene por objetivo salvar esa pequeña pero a veces infranqueable laguna, poniendo a los vecinos en contacto.

También quiere ayudar a que la gente vaya más allá de su círculo habitual y conozca a otros con intereses diferentes.

Tablero de anuncios

“En la actualidad, nos encontramos con otras personas -de determinada procedencia social- en situaciones muy específicas: en la escuela, en el circulo familiar o en el trabajo”, dijo el abogado Jérémie Chouraqui, uno de los fundadores de Peuplade.

“A través de Peuplade, se puede entablar amistad con personas que uno normalmente no conocería en las ciudades, gentes de diferentes edades y procedencias sociales, que viven en el mismo vecindario”, explicó.

El sitio es una especie de tablero de anuncios, que comenzó en el distrito 17 de París y ahora se está extendiendo al resto de la ciudad.

En él se puede encontrar una variedad de información sobre actividades futuras y también sobre personas que viven a poca distancia, a quienes se puede contactar.

Perfiles

Peuplade quiere cambiar la forma y el tipo de personas con que entablamos amistad.

La idea, que comenzó en el distrito 17, se está extendiendo al resto de la ciudad.Cuando uno se inscribe, deja sus prejuicios a un lado.

“Tenemos una página con perfiles personales, en la que hacemos una serie de preguntas”, dijo el sociólogo Stephane Legouffe, uno de los coordinadores del sitio.

“No preguntamos la edad, el sexo o el trabajo porque eso puede conllevar a discriminaciones”.

“Instamos a la gente a dejar una foto o imagen que lo conmueva, en lugar de sus propios retratos”, añadió.

Experimento social

Uno accede al sistema, pone sus datos y busca a alguien con quien entrar en contacto en el barrio.

Pero no sólo se trata de encuentros entre dos personas.

Con frecuencia, se realizan pequeñas reuniones, llamadas “Apero de quartier” (“Aperitivo de barrio”), en las que los navegantes del ciberespacio se pueden reunir en algún barcito del vecindario.

Peuplade comenzó como un experimento social destinado a subvertir la forma en que la gente se conoce.

“La idea desde el principio fue de establecer vínculos entre personas con pocas probabilidades de conocerse, sin afinidades, que no forman parte del mismo grupo o red”, dijo uno de los fundadores del sitio, Nathan Stern.

“¿Cómo lo hacemos? Vamos más allá del estatus y de la pertenencia a grupos y creamos accidentes, caos”.

“Cuando uno va a varios de estos “Apero de quartier”, se comienza a familiarizar con gente que uno no creía que pertenecían a su mundo”, señaló.

Reglas

Aparentemente, este tipo de ingeniería social tiene su ciencia.

Una regla es que es más fácil romper el hielo en la red.

Otra es que si uno quiere reunir a personas que no se conocen, es mejor hacerlo en un local pequeño.

Parece que cuando los seres humanos estamos codo con codo con desconocidos, nos sentimos obligados a llevarnos bien.

Peuplade está haciendo un trabajo admirable con vistas a mezclar diversas culturas en el mismo crisol, pero no ha tenido mucho éxito en los vecindarios más ricos de París.

Además, la gran mayoría de los participantes en un “Apero de quartier” que visitó la BBC eran blancos.

¿Pero quién ha dicho que este novedoso sitio web y pilar comunitario tiene que curar todos lo males sociales de un día para otro?

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cultura

Comments are closed.