Son los más pobres y visten la ropa de los más ricos

Viven en uno de los países más empobrecidos y muchas veces no tienen para comer. Curiosamente, usan trajes Armani, camisas de seda y zapatos Fendi. Cuando vestir a la moda se vuelve una necesidad tan básica como respirar

Un sapeur congolés se viste con un pantalón Armani, una camisa de seda Pierre Cardin, y zapatos de Fendi. Hasta ahí todo normal si no fuera porque viven en los barrios más humildes del Congo, uno de los países más empobrecidos del planeta.

Estos pertenecen a la cultura denominada Sapé. La Sapé (‘Société Ambianceurs et Persons Élégants’) es una movida que promueve el buen vestir y que incluye un tipo de música, una jerga y una cultura propia.

Pueden ser jóvenes o personas adultas que conformaron una clase de dandys que utilizan vestimenta de las grandes marcas europeas en su barrio y hasta realizan verdaderas competencias y grandes galas para obtener el título de más elegante.

Según ellos mismos revelan, suelen gastar sumas que superan los 10 mil dólares para estar de acorde con la última tendencia. Para ganar esa suma, los sapeur se someten a extensas jornadas laborales y, por su origen social, muchas veces toman los trabajos que el resto no se anima a desempeñar

A su vez, ahorran cada centavo y hasta están dispuestos a gastar menos en alimentos para llegan a conseguir el último traje Armani.

Para varios de sus compatriotas se trata de una actitud completamente irracional. “No tiene sentido gastarse todo el dinero que uno gana en ropa”, argumentan. La respuesta del sapeur apunta a que no se trata de un gusto y lujo, sino que es el “único” gusto y lujo que tiene.

Su razonamiento es el siguiente: “Unos cuantos dólares no te compran agua potable donde no hay un servicio de agua potable; no te compran salud donde no hay hospitales.

Entonces, la única forma de hacer la vida más aceptable es a través de la moda”

Convertirse en un verdadero Sapeur no es materia sencilla ya que primero se compran los zapatos, luego el pantalón y así sucesivamente hasta que se completa el “arte del buen vestir”. Pero se trata de un proceso que lleva varios meses e incluso años.

Fuente: INFOBAE.COM

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad, Cultura

Comments are closed.