Ellos las prefieren con cinturas estrechas

Las cinturas estrechas han sido el signo distintivo de las mujeres atractivas, en diversas culturas, a través de la historia, según un académico que analizó miles de textos.

El Dr. Devendra Singh, de la Universidad de Texas, Estados Unidos, estudió referencias a la belleza femenina en más de 345.000 textos de ficción.

La glorificación de los talles más estrechos fue casi constante a través de los siglos.El análisis se centró en la literatura estadounidense y británica del siglo XVI al XVIII, pero también incluyó poemas eróticos y románticos de India y China del siglo I al VI, así como obras más recientes.

La parte del cuerpo femenino más mencionada eran los senos, pero Singh constató que la estrechez de la cintura era lo que más destacaban los autores al describir la hermosura de sus heroínas.

Sin fronteras

En los siglos XVI y XVIII, hubo en partes de Europa una preferencia por mujeres más entradas en carnes, como se observa en muchas de las obras del pintor flamenco Peter Paul Rubens (1577-1640) y de otros artistas que le siguieron.

Pero, en general, la glorificación de los talles más estrechos fue casi constante a través de los siglos.

En las obras de Rubens, ni las mujeres ni los hombres se caracterizaban por la delgadez.“La suposición histórica común en las ciencias sociales ha sido que los estándares de belleza son arbitrarios, determinados solamente por cuestiones culturales, y que todo es según el color del cristal con que se le mira”, dijo el Dr. Singh.

“Sin embargo, el hecho de que los escritores describan una cintura estrecha como algo bello sugiere que esta parte del cuerpo -conocida como un indicador de salud y fertilidad- representa una característica esencial de la belleza femenina que trasciende diferencias étnicas y culturales”, añadió.

Fertilidad

Otros estudios han indicado que la relación entre una cintura estrecha y caderas anchas está vinculada a la fertilidad de la mujer.

En otro estudio, Singh midió las caderas y cinturas de centenares de estatuas.Hasta cierto punto, esto explica porque, además de los senos, el tamaño de las caderas es algo que tantos hombres consideran importante a la hora de escoger su pareja.

Se cree que los niveles de estrógeno -una hormona sexual de tipo femenino- durante la pubertad desempeñan un papel importante en la determinación de la forma del cuerpo de la mujer en adultez.

Bien alimentadas

Un psicólogo de la Universidad de Nueva York, Piers Cornelissen, ha llevado a cabo una serie de experimentos para poner a prueba estas teorías.

Según él, el atractivo sexual de la curva entre una cintura estrecha y la cadera se podría deber, más que a un sutil signo de fertilidad, al hecho de que a los hombres les gusten las mujeres bien alimentadas.

Su estudio usa ecuaciones matemáticas para separar la cantidad de “curva” entre la cintura y la cadera que se debe a la sedimentación de grasas y la que se debe a otros factores, como la estructura ósea o el efecto de hormonas sexuales.

“Cuando separamos esas curvas, es prácticamente imposible encontrar un efecto para relación cintura-cadera que sea independiente de efectos como el porcentaje de grasa corporal”, señaló Cornelissen.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad

Comments are closed.