México: debate gay y unión civil

Cuando el grupo pop mexicano RBD cantaba su canción “Tu amor”, pocos pensaron que la letra hablaría sobre algo más que el afecto entre un chico y una chica.

Pero cuando uno de sus integrantes, el cantante Christian Chávez anunció recientemente que es gay, fue tan sorprendente como escuchar que Mick Jagger había decidido entrar al concurso de canciones de Eurovisión.

Varios años tuvieron que pasar para que las uniones homosexuales fueran aprobadas en la ciudad.En esta sociedad profundamente conservadora, él ha metafóricamente quitado el seguro para que la granada explote.

Ser abiertamente gay en México es una experiencia que implica un reto.

No hace mucho, me estaban lustrando los zapatos en una fila de limpiabotas sobre la acera. Dos hombres caminaban tomados de la mano. Prácticamente todos los limpiabotas levantaron la mirada para dedicar un silbido de desprecio a la pareja.

Se cree que en este país de más de 100 millones de habitantes, hay cerca de 10 millones de gays y lesbianas.

Y ahora, la capital del país, finalmente ha reconocido el fenómeno. Está permitiendo las uniones entre parejas del mismo sexo. No es matrimonio, pero es la aceptación oficial de una relación entre dos hombres o dos mujeres.

Escépticos

“Es simplemente fantástico”, dice Julio Román, activista de derechos de los homosexuales en la Ciudad de México.

Armando Mart�nez Gómez, presidente de la Asociación de Abogados Católicos.“Es algo más que simbólico”, añade. “Es el resultado de años peleando por nuestros derechos básicos”.

Siete años, de hecho. Una larga lucha para aquellos que defienden y promueven esas uniones.

A diferencia de los gobiernos nacionales, las ciudades en México tienden a ser más dirigidas por partidos de izquierda, los cuales tienen una visión más liberal en temas sociales.

Pero incluso en la capital, convencer a los escépticos ha sido difícil.

Y el incremento de esta “permisividad urbana” no satisface a todos.

Los católicos y otros cristianos han llevado a las calles sus objeciones.

“Simplemente no es la voluntad de Dios sostener actos homosexuales”, dice Armando Martínez Gómez, presidente de la Asociación de Abogados Católicos.

“No estamos contra la gente gay”, añade. “Pero creemos en la unión entre un hombre y una mujer con fines reproductivos”.

Cambio en la región

Los miedos de muchos católicos en México se incrementan en lo que se refiere a las uniones civiles.

Christian Chávez fue aplaudido por muchos al salir del clóset.Ellos creen que estas uniones son un preludio a un ataque hacia otros principios morales profundamente arraigados.

Actualmente hay una campaña para modernizar las leyes del país vinculadas con el aborto.

Luego de eso, dicen, las leyes de la eutanasia estarán bajo presión.

Los partidarios de las uniones civiles dicen que no tienen la intención de hacer cambios al por mayor, sino una agenda seleccionada cuidadosamente con el objetivo de eliminar actitudes sociales y culturales de la vida mexicana.

Pero cuando la estrella pop Christian Chávez salió del clóset y declaró su homosexualidad, muchos lo aplaudieron por rechazar las costumbres rígidas y conformistas.

América Latina está cambiando.

La región se está alineando con algunos estados de Estados Unidos y algunos países en Europa.

Buenos Aires, la capital argentina, ha legalizado las uniones homosexuales. También lo ha hecho un estado al sur de Brazil.

Algunos argumentan que las uniones civiles entre parejas del mismo sexo forman parte de las libertades civiles; otros, alegan que atentan contra la familia.

Moralidad y legalidad: temas antiguos pero que no dejan de generar nuevos debates.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad

Comments are closed.