Planean réplica de símbolo tibetano

Las autoridades chinas planean construir una copia del palacio de Potala, la antigua residencia oficial del Dalai Lama, en Lhasa, la capital de Tibet.

En el complejo de edificios vivieron los principales líderes espirituales tibetanos desde el siglo VII hasta 1959, cuando el actual Dalai Lama escapó a India, a raíz de una fallida rebelión contra los militares chinos, que invadieron y ocuparon Tibet en 1950.

El palacio es ahora un museo, pero muchos tibetanos lo visitan para recordar a su l�der exiliado.La agencia oficial china de noticias Xinhua dijo que el objetivo de construir una copia a escala reducida del palacio es “evitar el deterioro del auténtico debido a la presión turística”.

Según Xinhua, el secretario general del Partido Comunista de China en Lhasa, Qin Yizhi, adelantó que la réplica, que estará situada cerca del original, incluirá contenidos multimedia y, posiblemente, algunos tesoros de los miles que alberga Potala.

“El palacio tiene una historia que data de más de 1.300 años y no es capaz de soportar el flujo de turistas que llegan en el ferrocarril Qinghai-Tibet, inaugurado en julio”, dijo Qin, de acuerdo a la agencia.

Ferrocarril

Según las autoridades chinas, antes de la inauguración del ferrocarril, el palacio, que está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, recibía 1.400 visitantes diariamente, pero ahora esa cifra ha aumentado a cerca de 2.300.

Los turistas extranjeros necesitan permisos especiales para visitar diversas partes de Tibet.Xinhua señala que, según las estadísticas más recientes, 2,4 millones de turistas fueron a Tibet en 2006, un 40% más que el año anterior.

De ellos, el 90% eran visitantes de la propia China.

Las autoridades esperan que en 2007 la cifra de turistas sea de entre tres y cuatro millones, en cualquier caso superior a los 2,7 millones de habitantes de Tibet.

Grupos tibetanos en el exilio en diversas ocasiones han acusado al gobierno chino de querer utilizar el ferrocarril para destruir aún más la cultura tibetana, al posibilitar que más emigrantes del resto de China se asienten en Tibet.

El gobierno de Pekín, que considera a Tibet una región autónoma y se opone a su independencia, dice que Tibet le pertenecía a China desde hace siglos y que lo que ésta hizo en 1950 fue liberarlo pacíficamente de un sistema feudal brutal.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cultura

Comments are closed.