El último viaje de la zarina

Los restos de la zarina Maria Feodorovna han emprendido su viaje de regreso a Rusia más de 80 años después de que la emperatriz abandonara el país huyendo de la revolución bolchevique.

Maria Feodorovna, que nació en Dinamarca en 1847, era la esposa del emperador Alejandro III y madre del último zar de Rusia, Nicolás II.

Cuando el zar y la mayoría de su familia fueron asesinados por los comunistas en 1918, Maria Feodorovna escapó hacia la península de Crimea.

De allí viajó a su país natal, donde murió diez años más tarde.

A pesar de que era danesa, su deseo siempre fue que la enterraran junto a su marido.

Un tema diplomático

Los restos de la zarina son transportados en un barco que zarpó de Copenhague y que demorará tres días en llegar a San Petersburgo.

Antes de que partiera el buque, los descendientes de la emperatriz realizaron un servicio fúnebre en la catedral de Roskilde, al oeste de Copenhague, en el que fueron acompañados por miembros de la realeza danesa.

En el 2002 el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le pidió a la reina Margarita II de Dinamarca que regresara el cuerpo de la zarina.

Las negociaciones se estancaron cuando el gobierno danés se negó a extraditar a un rebelde checheno, lo cual hizo que Putin cancelara un viaje a Dinamarca.

Luego las relaciones mejoraron y, 140 años después de partir por primera vez hacia Rusia para casarse con Alejandro III, la zarina pudo emprender su último viaje.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cultura

Comments are closed.