¡Qué dulce, Señor!

Días antes del inicio de su exposición en público, la escultura “Mi Dulce Señor” del artista Cosimo Cavallaro fuer retirada de la muestra que enfureció a cientos de católicos estadounidenses.

Se trata de una imagen desnuda de Jesús crucificado, elaborada en 90 kilos de chocolate y de 1,80 metros, que una galería de Nueva York tenía previsto mostrar a partir del lunes.

La escultura mide 1,80 m. y muestra a Jesús crucificado con sus genitales expuestos.El jefe de la Liga Católica para los Derechos Civiles y Religiosos, Bill Donohue, la calificó de “uno de los peores insultos a la sensiblidad cristiana que se hayan cometido”.

La organización había hecho un llamado a boicotear la exposición de la escultura en la galería Roger Smith Lab en Manhattan, donde en un principio iba a estar dos horas diarias en las vidrieras que dan a la calle.

Pero el director artístico de la galería, Matthew Semler, dijo que ” estamos sorprendidos por esta abrumadora respuesta y la forma en que la gente reaccionó ofendida”, agregó.

James Knowles, presidente del hotel en donde queda la galería, dijo que con la cancelación “deseaban afirmar la dignidad y la responsabilidad del hotel en todos sus asuntos”.

Semana Santa

Aunque Semler insistió en que no se eligió la fecha de la muestra para que coincida con Semana Santa, la Liga Católica no lo cree así, sino todo lo contrario, que se trataba de un programa “calculado y deliberado”.

“Nunca se atreverían a hacer algo similar con una estatua de chocolate del profeta Mahoma desnudo con sus genitales expuestos durante el Ramadán”, protestó Kiera McCaffrey, directora de comunicaciones de la Liga Católica.

Se mostró aún más furiosa por versiones que indican que el escultor invitaba al público a darle un mordisco al Jesús de chocolate, algo que Semler se apuró en desmentir diciendo que sólo se trató de una broma del artista.

McCaffrey dijo que su organización (a la que describe como el grupo católico de derechos civiles más importante de EE.UU.), no tiene intenciones de llevar a la justicia al hotel al que pertenece la galería de arte.

Al conocer la noticia de la cancelación, McCaffrey dijo: “Estamos encantados con el resultado. Nos alegra que hayan entrado en razón”.

Las amarguras del arte

En su lugar, la Liga Católica está pidiendo a los feligreses que tomen medidas contra el hotel Roger Smith.

“Ellos son los responsables de traer esto ante el público, en el corazón de Manhattan, para que pueda verlo cada niño que se para frente a la vidriera de la mano de su madre”, se quejó McCaffrey.

Nada ha dicho hasta ahora sobre esta polémica el también polémico escultor canadiense Cosimo Cavallaro.

No es la primera vez que genera controversia con sus obras, que incluyen por lo general el uso de comestibles, y a veces en grandes cantidades, como cuando cubrió una casa con cinco toneladas de queso derretido.

Pero también se ha valido de otros materiales, como cuando prendió fuego a un piano de cola, o cuando mostró con buen pulso y no tan mala caligrafía, las siglas VIP en (¡aj!) excremento humano.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cultura

Comments are closed.