La caída de la casa “dingzihu”

Finalmente sucumbió un simbólico bastión de la resistencia ante el poder de las empresas constructoras y de la corrupción oficial en China.

La demolición se llevó a cabo al abrigo de la noche.Tras recibir la orden final, una anónima excavadora entró en acción y derribó la casa de un matrimonio chino que se resistió durante los últimos tres años a abandonar su hogar.

Ahora queda el paso libre a un enorme y controvertido plan de desarrollo urbanístico, en la ciudad de Chongqing.

La negativa de Yang Wu y Wu Ping a dejar su vivienda los había dejado sin luz ni agua.

En los últimos días, los ocupantes tenían dificultades para entrar a su casa de dos plantas: debían hacerlo por un estrecho camino de tierra, que las excavadoras dejaron a modo de “puente” comunicador con la “isla”.

Propiedad privada

En marzo, la asamblea legislativa china aprobó una ley que protege la propiedad privada.

Por eso, coronando el delgado montículo de tierra y el humilde edificio, ondeaba la bandera roja de la República Popular China, junto a un cartel que rezaba: “La propiedad privada de los ciudadanos no puede ser violada”… hasta anoche.

Un sereno que cuida el sitio dijo a la agencia de noticias AFP: “Ya sacaron el tozudo clavo”.

En China, las casas en esta situación de dueños perseverantes reciben el nombre de “dingzihu”, o “casa clavo”, porque se resisten a ceder a los golpes del martillo.

Arreglo económico

El matrimonio claudicó luego de llegar a un acuerdo de indemnización con la empresa encargada de preparar los cimientos de un conglomerado comercial.

Se desconoce el monto del trato.

Su causa adquirió celebridad especialmente a través de bitácoras en internet o blogs.

El corresponsal de la BBC en Pekín, Daniel Griffiths, explicó que los esposos se habían convertido en héroes de un país en el que son cada vez más comunes las disputas por los desalojos masivos que requieren los grandes proyectos urbanísticos.

Pero, debajo del “romanticismo” de su lucha, subyacían motivos puramente materialistas: consideraban muy magra la compensación que les ofrecían.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cultura

Comments are closed.