Jerusalén: la ciudad de todos

Jerusalén es un referente sagrado para los practicantes de las tres religiones monoteístas y “abrahámicas”: el judaísmo, el cristianismo y el islam.

A los lejos se eleva el Qubbat al-Sakhra: la Mezquita de la Roca, también llamada Mezquita de Omar.Para la fe judía, la ciudad en sí misma, es santa. Fue, dice el culto judío, elegida por Dios en su promesa a David, además, el Rey Salomón estableció allí el Templo hacia donde se deben dirigir la devoción y las plegarias.

Para el cristianismo evoca los momentos mas trascendentales de la vida de Jesús, como la crucifixión. Según el Islam y los musulmanes, es en Jerusalén donde Mahoma, el ultimo profeta, asciende a los cielos.

A pesar de contar sólo con cerca de 650.000 habitantes, la ciudad está plagada de referentes bíblicos y lugares sagrados que tienen una importancia vital para los millones de personas que cada año la visitan.

La Ley de los Santos Lugares promulgada en 1967 permite el acceso libre a los lugares sagrados para los seguidores de los diferentes cultos.

Son estos lugares los que ven pasar cada año peregrinajes de todas las esquinas del mundo, donde se practican las tres religiones.

Tierra Santa

El Muro de los Lamentos es el lugar más importante para los judíos.

La iglesia ortodoxa en el Monte de los Olivos.Es un vestigio del templo judío construido por Herodes sobre las ruinas del templo de Salomón, y parte de éste, el muro occidental, ubicado en un vecindario árabe, es el lugar de oración de los judíos ortodoxos.

En el Domo de la Roca, según el Corán, Mahoma realizó un vuelo nocturno por la ciudad, y luego ascendió “hasta el trono de Alá”.

Entre tanto para los cristianos, el Calvario en la Iglesia del Santo Sepulcro, el Sepulcro del Salvador y el Jardín de Getsemaní, son, entre otros, los lugares mas importantes.

Entre pugnas y dominios

A lo largo de la historia Jerusalén ha visto pasar rebeliones, guerras y ha estado bajo el dominio de diversas potencias extranjeras.

Este jardn es sagrado para muchos cristianos que creen que aqu fue enterrado Jesús antes de resucitar.Es en 1948 que, tras las guerras de independencia y con la creación del estado de Israel, se restaura la soberanía judía.

Pero en la actualidad, el este de Jerusalén, sigue siendo el corazón del conflicto en el Medio Oriente.

Los palestinos que habitan allí, cerca de 250 mil, quieren que esa parte sea su capital, pero los israelíes dicen que nunca entregarán ese territorio, que fue capturado durante la guerra en 1967.

Sin embargo, según las leyes internacionales, la zona se considera ocupada por Israel.

Conocida, entre otras, como la Ciudad de la Paz, hoy Jerusalén es una ciudad vibrante y un destino seguro para los cerca de 2 millones de personas que visitarán Israel en 2007, según estimaciones del gobierno.

Pero a la vez, también es un territorio que despierta las más grandes pasiones, una ciudad por la cual, muchos están dispuestos a dar la vida antes que ceder, lo que consideran, su soberanía sobre ella.

Lo cierto es que Jerusalén representa mucho para unos y quizás todo para millones quienes con su fe pareciera que le dan vida a las palabras de quien fuera en el pasado el primer ministro de Israel.

“Tres mil años de historia nos contemplan hoy desde esta ciudad en la que las bendiciones del sacerdote judío se mezclan con el llamado del almuecín musulmán y con las campanas de las iglesias cristianas; en la que en cada callejuela y en cada casa de piedra se han oído las admoniciones de los profetas; cuyas torres han visto el surgimiento de las naciones y su caída”, dijo Yitzhak Rabin en 1995 y añadió:

“…pero Jerusalén permanece eternamente”.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cultura

Comments are closed.