La “Madama” se defiende

Se inició en Washington el juicio contra la llamada “Madama de Washington”, acusada de regentar un servicio de prostitución de lujo con el que habría ganado más de dos millones de dólares.

Palfrey y su abogado hablaron con los periodistas a la salida de los tribunales.Deborah Jean Palfrey, de 50 años concurrió a la audiencia preliminar en un tribunal federal de la capital estadounidense, tras lo cual reiteró ante los periodistas su inocencia y las amenazas de revelar los nombres de sus distinguidos clientes.

El caso ya provocó la renuncia el viernes pasado de Randall Tobias, director de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), quien podría figurar en esa larga lista.

El alto funcionario había sido contactado por la cadena de noticias ABC, a la que Palfrey entregó parte de un extenso archivo con el registro de números telefónicos de unos diez mil hombres que recurrieron a su empresa Pamela Martin and Associates entre 1993 y 2006.

Según ABC, Tobias, de 65 años y casado, confirmó que había contactado a la agencia pero sólo para obtener servicios de masajes y no de sexo.

Poco después de esto, el Departamento de Estado comunicó la dimisión del funcionario alegando razones particulares.

“No es chantaje”

En su encuentro con los periodistas, la mujer señaló que esto confirma su versión de que su empresa nunca operó un servicio de prostitutas, sino que sólo ofrecía servicios legales para adultos.

Según la acusación presentada por la fiscalía, los clientes llegaban a pagar unos US$300 por hora de estos servicios que eran ofrecidos, según Palfrey, por mujeres con educación universitaria.

Deborah PalfreySus “muchachas”, sostiene la “madama”, eran contratistas independientes y si en alguna oportunidad aceptaron dinero por servicios sexuales, fue sin su consentimiento.

Por su parte, el abogado defensor, Montgomery Blair Sibley, rechazó que la amenaza de revelar nombres de ex clientes sea un chantaje.

Argumentó que Palfrey tiene derecho a que puedan ser citados ante el tribunal aquellos testigos que puedan explicar qué servicios contrataron.

“Me acusan de conspiración y de crimen organizado, delitos que requieren cómplices y asociados”, protestó la “madama” al salir de los tribunales. “Pero aquí me han traído sólo a mí, única acusada por delitos que no cometí”.

Sin dinero

Indicó además que durante meses junto a su abogado, intentó infructuosamente persuadir a la fiscalía para desistir del enjuiciamiento y “mantener la confidencialidad” de los nombres de sus ex clientes.

Por otra parte dijo que se quedó sin dinero para pagar a su defensa, ya que la justicia le incautó sus propiedades, sus automóviles y congeló sus cuentas bancarias, por lo que en algún momento pensó en vender los casi 20 kilos de archivos con números telefónicos.

Explicó que finalmente convino con su asesor legal que se entregaría a ABC sin compensación económica alguna, los registros telefónicos que cubren desde 1994 a 2002, a cambio de que la cadena de televisión ayude a encontrar testigos que contribuyan a la defensa.

En un documento presentado a mediados de mes anticipándose a la audiencia preliminar de este lunes, Palfrey alegó que entre los clientes regulares de su servicio se encontraba al ex comandante naval Harlan Ulman y pidió que se lo citara para declarar.

Otro supuesto cliente mencionado por la defensa es Richard Morris, quien fuera asesor del ex presidente Bill Clinton y en la actualidad es un conocido comentarista de radio y televisión.

Fuente: BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad

Comments are closed.