Big Brother lo sabe pero no lo dice

La versión del programa Gran Hermano que se emite en la televisión australiana ha sido criticada debido a que los productores no le informan a una concursante que su padre ha muerto.

La participante, Emma Cornell, quedó aislada del mundo hace un mes cuando ingresó a la casa de Gran Hermano. Hace una semana, su padre murió de cáncer.

La decisión de los productores ha sido cuestionada por algunos y defendida por otros.La producción del programa ha dicho que la familia de Cornell pidió expresamente que no se enterara de la mala noticia.

El novio de Emma, Tim Stanton, corroboró la versión de la cadena de televisión en un reportaje con el periódico australiano Daily Telegraph.

“Su padre no quería turbarla o hacerle sentir que tenía que abandonar la casa para ir a su entierro. No quería arruinarle esta experiencia”.

Pero el psicólogo Chris Hall, que trabaja para un centro en Australia dedicado a familiares que deben enfrentar un duelo, manifestó su oposición a esta lógica.

“He trabajado con montones de dolientes y nunca he oído a nadie quejándose de que les hubieran dicho demasiado”.

Tim Costello, director de la organización caritativa World Vision, fue más allá y se preguntó si le darán a la participante “la noticia en directo por la audiencia”.

En una carta publica por el sitio en internet del programa, el hermano de Emma dice que ella sabía antes de ingresar a la casa de Gran Hermano que su padre podría morir.

“Nuestro padre ha estado enfermo por mucho tiempo y no se ha ido de nuestro lado súbitamente. La familia ha tenido tiempo para prepararse”.

“Nosotros le aseguramos a Emma que, en el caso de que esto ocurriera, lamentar la muerte de nuestro padre cuando ella dejara Gran Hermano no sería menos sentido o significativo que cuando él realmente murió”, afirmó Matt Cornell.

Fuente:  BBCMUNDO.com

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad

Comments are closed.